Newscasts

PNS Daily Newscast - July 18, 2018 


Trump now says he misspoke as he stood side-by-side with Putin. Also on the Wednesday rundown: A Senate committee looks at the latest attempt to weaken the Endangered Species Act; and public input is being sought on Great Lakes restoration.

Daily Newscasts

Tabla de Salvación para el río más amenazado del Suroeste en 2013

Foto cortesía del Bureau of Land Management.
Foto cortesía del Bureau of Land Management.
April 17, 2013

FARMINGTON, N.M. – El Río Colorado fue clasificado como el que corre mayor peligro del 2013 en el reporte anual de American Rivers, organización que durante 40 años ha vendio publicando la lista “Los Ríos de America que Corren Más Peligro”. El Colorado da de beber a 36 millones de personas que viven desde el Suroeste (Southwest) hasta el Lejano Oeste (Far West), y el sistema de este río sostiene un cuarto de millón de empleos sostenibles. Pero ahora el Río Colorado tiene problemas.

Su afluente se sobre explota tanto que se va reduciendo hasta volverse un pequeño arroyo y luego se seca durante meses. Otro factor que le afecta es la administración obsoleta del agua. Matt Niemerski, director de políticas hidráuldicas del oeste en “American Rivers”, dice que el esfuerzo debe aplicarse en mantener más agua DENTRO del río, en vez de sacarla.

“No podemos pagar los grandes proyectos de infraestructura, como embalses y presas -expresó.-. El país ya no puede pagar esas cosas. La mejor manera de salir de este problema, en términos de costo beneficio, es vigilar la conservación y la eficiencia.”

“American Rivers” dice que si en el futuro el cambio climático merma incluso un volumen de apenas el 10 por ciento, será imposible sostener las entregas programadas de agua del Colorado que se hacen ahora. La organización está haciendo un llamado al Congreso para que considere prioritarios los fondos para este río, el cual es soporte económico de una gran parte del oeste de los Estados Unidos.

Niemerski agrega que, a diferencia de los ríos de otros estados, la salud del Colorado se ve afectada por los “derechos de los estados”, el derecho “úsala o piérdela” y hasta los derechos individuales.

“La historia demuestra que la cuenca del Colorado no se ha organizado políticamente. La naturaleza del recurso -explica- siempre ha enemistado a los estados entre sí, porque buscan que su gente tenga lo que más necesita, y no han trabajado juntos. Eso debe cambiar.”

El Río Colorado tiene su historia. Fue desarrollado primero por los indios Anasazi del noroeste de Nuevo México allá por el año 600, luego por los misioneros españoles a mediados del siglo 16, y sus aguas ahora se desvían para alimentar la cuenca del Río Grande. Robert Apodaca, coordinador de “Nuestro Río” en Nuevo México, dice que conservar el Colorado es una manera de asegurar el futuro hoy.

“Se trata de proteger nuestro abasto de agua -comenta-; de ver cómo utilizaremos el Río Colorado en los siglos venideros, para mis hijos, para mis nietos.”

Apodaca dice que el río está en una encrucijada y el apoyo legislativo de los programas “WaterSmart”, “Water Reclamation” y “ReUse”, ayudará para asegurar el futuro del Río Colorado y de cuantos dependen de él.

Renee Blake/Alfonso López-Collada, Public News Service - NM