Newscasts

PNS Daily Newscast - June 20, 2018 


The Trump administration pulls the U.S. out of the U.N. Human Rights Council. Also on the Wednesday rundown: State AGs push back on the Trump border policy; and we look at the link between zinc and fertility.

Daily Newscasts

Sindicato de Maestros de California se alista para golpe de la Suprema Corte

Los líderes sindicales se confiesan pesimistas acerca de la resolución de la corte alta en el caso Janus versus AFSCME. (Kconnors/Morguefile)
Los líderes sindicales se confiesan pesimistas acerca de la resolución de la corte alta en el caso Janus versus AFSCME. (Kconnors/Morguefile)
February 27, 2018

SACRAMENTO, Calif. - La directiva de la Federación de Maestros de California (California Federation of Teachers) dice no sentirse optimista sobre el caso que se presenta esta semana en la Suprema Corte de los Estados Unidos, advirtiendo que la mayoría conservadora podría legislar contra los sindicatos porque éstos frecuentemente apoyan a los líderes políticos demócratas.

La Suprema Corte de los Estados Unidos evalúa el caso, que podría significar un gran golpe financiero para los sindicatos del sector público, para las causas y los políticos que apoyan. Las discusiones comenzaron el lunes con el caso llamado Janus v. American Federation of State, County and Municipal Employees (Janus contra la Federación Americana de empleados del Estado, del Condado y Municipales).

La corte podría resolver que los estados no tienen derecho de permitir a los sindicatos de empleados cobrar cuotas proporcionales a quienes no son miembros porque se benefician de los contratos sindicales aunque de hecho no sean sindicalizados.

Joshua Pechthalt, presidente de la California Federation of Teachers (Federación de Maestros de California), dice que es un paso claro de los conservadores para perjudicar a las uniones, cuya tendencia es apoyar a los legisladores demócratas – y que esto tendrá efectos tanto a corto como a largo plazo.

“En el el corto plazo es afectar a los sindicatos del sector público. Y en el largo, la posibilidad de que la gente trabajadora luche por mejores sueldos y luche por un cuidado de la salud y un retiro decentes. Eso es lo que realmente está en la agenda a largo plazo.”

Los grupos conservadores arguyen que nadie debería ser obligado a contribuir a un sindicato de empleados públicos que toma posturas políticas con las que la persona no comulga. De todos modos las cuotas, normalmente del 50 al 70 por ciento de ingreso, por ley no pueden ser usadas para pagar gestiones políticas ni elecciones sindicales.

Quienes apoyan a los sindicatos arguyen que aún quienes no están en un sindicato se benefician de los acuerdos que éste negocia, así que es justo que contribuyan. Pechthalt dice que las cuotas de quienes no son miembros representan como un diez por ciento de los ingresos de los sindicatos. Pero agrega que trabaja por una campaña fondeada por mega-donadores conservadores, para barrer con la fortaleza de las uniones.

“Entendemos que los Hermanos Koch están listos para gastar cientos de millones de dólares para lograr que los miembros de los sindicatos renuncien a ellos.”

Las cuotas justas de agencia para las uniones del sector público fueron legalizadas en los años 70, en el caso Abood v. Detroit Board of Education (Abood contra la Junta de Educación de Detroit). El año pasado ese caso fue desafiado y la corte votó un empate 4 a 4 luego de la muerte del Juez Antonin Scalia, dejando las cuotas igual. Ahora todas las miradas estarán en el juez conservador Neil Gorsuch, quien fuera nominado por el Presidente Trump.

Se espera un veredicto final en junio.

Suzanne Potter/Alfonso López-Collada, Public News Service - CA